Sigamos con el argumento de la entrada anterior.

En el post anterior dije que tenía que seguir a Dios como lo hizo Jesús.

El ejemplo de Jesús se ve claramente el pasaje que he mensionado ahi: Juan 5:17, 19-20.
Los puntos sobresalientes de la afirmación de Jesus son:
-El Padre hasta ahora trabaja.
-Ahora Dios me hace trabajar también a mí.
-Yo no hago nada por mí mismo, por mi propia cuenta.
-Voy a estar atento para ver lo que El Padre está haciendo.
-Hago lo que veo hacer al Padre.
-Ya ves, mi Padre me ama.
-Él me muestra todo lo que él está haciendo.

Este no es un plan o un método. Es una relación de amor a travéz la cual Dios lleva a cabo sus planes. Mi trabajo es buscar dónde Dios está trabajando y colaborar con él!

Él lleva a cabo su trabajo a través de nuestra vida. Al participar en este tipo de relación íntima de amor con Dios, se puede conocer y hacer Su voluntad y experimentarlo de una manera nunca antes conocida.

El Espíritu Santo y la Palabra de Dios nos ayudarán a saber cuando y donde actúa Dios. Sabiendo donde trabaja, ajustamos nuestras vidas para colaborar allí donde él está trabajando.

De esta manera me convierto en un siervo de Dios
Convertirse en un servidor será el tema del próximo post.

Saludos

Abierto a comentarios.



Name (required)

Email (required)

Website

Speak your mind